BIENALSUR. Dura lex, sed lex

El sábado 2 de septiembre, a las 19, inaugura en nuestras Galerías la exposición Dura lex, sed lex, en el marco de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur. Se trata de una exposición colectiva que indaga sobre la relación entre arte, criminología y legalidad, curada por Juliana Gontijo y Raphael Fonseca.


En la inminencia de la ilegalidad, diversas obras de arte se confunden con un objeto material de delito, afirmando una condición de clandestinidad ontológica que marca la cultura latinoamericana desde su encuentro con las instituciones occidentales. La investigación curatorial contempla un eje histórico de obras situadas en un arco temporal que va desde la década de 1960 hasta proposiciones más recientes.


Por lo tanto, la curaduría se interesa por obras de arte que están en la inminencia de la ilegalidad hasta al punto de confundirse con un objeto material de delito, afirmando una condición de clandestidad ontológica que marca la cultura latinoamericana. Con un eje histórico que va de la década de 1960 hasta los días actuales, la exposición contempla artistas que desafían el carácter autocrático de la ley, situados en países tan diferentes como Argentina, Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala y Panamá. Al reunir a diferentes generaciones que actúan en diversos puntos de América Latina en un presente histórico en el que ni siquiera los votos y el derecho a la democracia se respetan, la curaduría llama la atención sobre la figura del artista y su capacidad de articular públicamente discusiones del campo de la jurisdicción, dejando claro para el público que estas cuestiones son inherentes a la producción de arte.

Entre los aristas que iniciaron sus investigaciones durante las décadas de 1960 y 1970, momento marcado por los gobiernos militares dictatoriales en diferentes países, hay los brasileños Hélio Oiticica y Cildo Meireles, además de los de los argentinos Federico Peralta Ramos y Graciela Carnevale. Federico, por ejemplo, ganó una beca del Guggenheim en esta época, pero en lugar de aplicar el dinero en la realización de un objeto de arte, decide dar una gran cena para 25 personas, además de comprar ropa y pinturas de artistas argentinos.

Entre las generaciones más jóvenes, están nombres como Regina José Galindo (Guatemala), que proyecta crímenes futuros y, al igual que su compatriota Anibal López, produce híbridos entre el documento y la ficción, poniendo al espectador en una posición incierta de "cómplice".

Crack Rodríguez (El Salvador) y Lourival Cuquinha (Brasil) dialogan en la medida que registran pequeñas acciones de subversión del orden social. Crack, al votar en las últimas elecciones presidenciales de El Salvador, opta por tragar la papeleta de votación y hasta hoy responde por un proceso de fraude electoral. Cuquinha viste un parangolé de Oiticica en una exposición del MAM-Rio y, sin planear, deja el edificio con la pieza en el cuerpo.

Los trabajos de Alexandre Vogler (Brasil) y Luciana Lamothe (Argentina) seleccionados para la exposición son consecuencia de acciones físicas sobre el espacio público. Los artistas Raphael Escobar (Brasil), Marcio Almeida (Brasil) y Jhafis Quintero (Panamá) desarrollan sus proyectos en diálogo directo con grupos sociales específicos, como usuarios de crack y presidiarios. Pedro Victor Brandão, a su vez, crea microsistemas de acción financiera, simbólicamente desviantes, dentro de los sistemas legales existentes.

La exposición presenta a los brasileños Joãosinho Trinta y Gustavo Von Ha; los colombianos Edwin Sánchez y Luisa Ungar; los argentinos Gaspar Nuñez, Horacio Abram Luján y Rodrigo Etem; Yoshua Okón, de México; Narda Alvarado, de Bolivia; Habacuc Vargas, de Costa Rica; Rodrigo Moya Moreno, de Chile; Adrián Balseca do Ecuador; y los colectivos 3NoS3, Filé de Peixe (Brasil) y Cateaters (Argen0na).

Por último, los artistas Anton Steenbock (Alemania / Brasil), Márcio Almeida (Brasil), Colectivo Filé de Peixe (Brasil) y Willyams Martins (Brasil) viajarán a Rosario para desarrollar sus trabajos. Anton presentará un site specific que consiste en la creación de un proyecto inmobiliario ficticio para la ciudad. Willyams realiza la acción Desprendimientos: incursiones por espacios públicos y parietales, yendo en busca de imágenes "ideales" para "robarlas" de sus contextos originales. Filé de Peixe realizará una acción de venta de DVD piratas de videoartistas por las calles de Rosario. Por fin, Márcio realizará un taller con presidiarios de Rosario y juntos discutirán las relaciones entre el arte, la imagen y la legalidad.

Dura lex sed lex evidencia, entonces, que el choque entre imagen y clandestinidad o la ilegalidad en América Latina es un tema que se perpetúa y se actualiza. La corrupción, la desigualdad social y la precariedad de las condiciones de vida ciertamente contribuyen a que esta investida artística sea continua, con resultados y intereses bastante diversos. La ley es dura, pero es la ley; menos mal que hay en el arte un espacio para imaginar que ciertas leyes pueden ser diferentes.

Participan en la exposición cerca de treinta artistas provenientes de diferentes países de América Latina (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Ecuador, Guatemala, México y Panamá), de diferentes generaciones y con intereses contrastantes, en esa amplia relación entre el arte, la imagen y la ilegalidad.


BIENALSUR es organizada por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF) de la República Argentina. Tiene a su rector, Aníbal Jozami, como Director General y a Diana Wechsler como la Directora Artístico-académica. A través del arte contemporáneo, BIENALSUR conectará en simultáneo a más de 30 ciudades de 15 países del mundo y reunirá a más de 250 artistas y curadores de los cinco continentes. Las exposiciones se realizarán en diferentes museos, centros culturales, edificios y zonas emblema del espacio público. Está pensada a partir de generar una red global de colaboración asociativa institucional que elimine distancias y fronteras, y reivindique la singularidad en la diversidad.


Sábado 2 de septiembre, a las 19, en Galerías. Abierta hasta el 21 de Octubre, de martes a domingos de 15 a 19. Entrada: $ 20; menores de 12 años, gratis. Miércoles, entrada general gratuita. Jueves, entrada gratuita para estudiantes.



Fecha de publicación: 24/08/17

Enviar por email Email  Compartir Email Email